La Lavanda

La Lavanda

La utilización y el conocimiento, de la lavanda en la Terra Alta tiene raíces muy profundas: Pius Font i Quer, 1915, durante su estancia en Els Ports, ya lo constató cuando yendo acompañado por un guía de Horta, llamado Sovatger, le impresionó por sus conocimientos de las plantas y le dedicó un artículo ( "La justa observació") donde menciona, en relación a las lavandas:

"Senyor, em digué nòstre guia, ací bax hi ha l'Espígol, vègil; però més amunt, cap als Ports, veurá una altra planta  diferenta, es l'Espígola.

L'Espígol d'Horta es nostre Barballó (Lavandula latifolia), i l'Espígola és l'Espígol, del Pirineu (Lav. officinalis)" (sic).

Hoy sabemos que las dos especies se hibridan frecuentemente y originan la Lavandula x intermedia, que en Provenza nombran lavandin y, seleccionando algunas razas suyas, se cultiva en grandes extensiones.

La lavanda, científicamente, recibió otros nombres, además de Lavandula angustifolia: L. officinalis, L. spica, L. vera y L. vulgaris. Por otra parte, la L. angustifolia tiene dos subespecies: la L. a. subsp. angustifolia, que ocupa su área de distribución oriental, y la L. a. subsp. pyrenaica, propia de los Pirineos y del cuadrante NE de la Península Ibérica.

La lavanda de Els Ports corresponde a la Lavandula angustifolia subsp. pyrenaica var. turolensis, que es la más meridional.

Aprovechando el conocimiento y la tradición de las lavandas en la Terra Alta, el Parc Natural dels Ports y el Ayuntamiento de Prat de Comte crearon, junto al centro de información del parque, un jardín con las diferentes especies de lavandas, donde indica su nombre y el área donde vive cada una.

Rafel Balada, ex-director del Parc Natural dels Ports.